martes, 30 de agosto de 2011

William Blake


"The road of  excess leads to the palace of wisdom"
 ("El camino del exceso conduce al palacio de la sabiduría")

Este es uno de los proverbios más conocidos del poeta William Blake sacado de su obra "el Matrimonio del cielo y el infierno". Fue el cantante (y brujo) Jim Morrison de la banda mítica "The Doors" quien lo hizo conocido en la cultura popular interpretándolo de una manera que definitivamente no le hace justicia. 

No está demás indicar que fueron los poetas del movimiento literario "beatnick" de los años veinte quienes rescataron al poeta inglés del pozo olvido al que había sido confinado, de ahí que su nombre suela vincularse a la corriente transgresora y subterránea que ellos representaron. 

Jim Morrison, fuertemente influenciado por los poetas "beatnicks" o, como diría Julius Evola, por los jóvenes de la "generación quemada", tomó el nombre de su banda "The Doors" de otro de los poemas de Blake: "si las puertas de la percepción se depurasen todo se vería tal cual es: infinito". 

Lo cierto es que la transgresión de la poesía blakeana está dirigida hacia un exoterismo cristiano en extremo moralista y nada tienen en común con las ideas anarquistas de estos "rebeldes sin causa".  

Volviendo al proverbio que da lugar a este post, fue el cantante Jim Morrison quien lo interpretó en un sentido meramente hedonista y literal opacando  (según mi interpretación y tomando en cuenta la sabiduría de Blake) su verdadero significado trascendente. Mi interpretación es la siguiente:

El camino del exceso que conduce al palacio de la sabiduría no consistiría en una actitud derrochadora como la que propone Morrison. Esta actitud de derroche es más bien propia de una rama desviada y transgresora del shivaismo, a saber, la que pervierte el aspecto transformador del dios Shiva y lo convierte en autodestrucción masoquista. 

Éste es el caso de los poetas "beatnicks", quienes influenciados por el “malditismo” ciego y fatalista de los poetas franceses terminaron creando la figura del "rebelde sin causa" que hasta el día de hoy continúa siendo un referente cultural para los jóvenes adolescentes. 

Por el contrario, aquella frase del exceso haría referencia a una actitud conservadora, pero no en el sentido reaccionario político "pequeño burgués" sino en un sentido metafísico representado por el dios Vishnu. Una actitud genuinamente conservadora que entiende el camino del exceso como generador de excedente. 

Ahora bien, para que este excedente se genere es necesario - haciendo uso de un símil - conservar el líquido en el recipiente hasta que logre rebalsarse y se desborde. Si no se logra conservar este líquido, o transponiéndolo al hombre hablaríamos de energía conservada, nunca podremos alcanzar el excedente necesario para poder convertirnos en seres verdaderamente generosos, es decir en seres transfigurados con la virtud de donar sin pedir nada a cambio. 

Pues nadie puede dar lo que no tiene o, mejor dicho, lo que no es, y la única manera de ser es conservando la energía (shakti) hasta hacerla rebalsar superando nuestros recipientes individuales. 

Entonces, pues, el exceso haría referencia al desborde o excedente que se genera con la actitud conservadora y el Palacio de la Sabiduría se referiría al estado de plenitud alcanzado por dicha vía.     


Otros proverbios de Blake sacados de sus "proverbios del infierno" y que expresan la misma idea de plenitud son los siguientes:     


"La cisterna contiene; la fuente rebosa"


"Un pensamiento llena la inmensidad"


"Nunca sabrás lo que es suficiente a menos que sepas lo que es más que suficiente"


"La exuberancia es belleza"


"!Suficiente! o Demasiado"


   

1 comentario: